Detección y prevención del cáncer de cuello uterino y Virus del papiloma humano (VPH)

El cáncer del cuello uterino es un cáncer que inicia en dicha parte del cuerpo. El cuello uterino es la parte inferior del útero (matriz) que se abre en el extremo superior de la vagina.

El desarrollo del cáncer cervical generalmente es muy lento y comienza como una afección precancerosa llamada displasia. Esta afección se puede detectar por medio de una citología vaginal y es 100% curable. Pueden pasar años para que la displasia se convierta en cáncer cervical. La mayoría de las mujeres a quienes se les diagnostica cáncer cervical en la actualidad no se han sometido a citologías vaginales regulares o no han tenido un seguimiento por resultados anormales en estas.

Casi todos los cánceres cervicales son causados por el virus del papiloma humano (VPH), un virus común que se disemina a través de las relaciones sexuales. Existen muchos tipos diferentes (cepas) de VPH y algunas cepas llevan a cáncer cervical. Otras cepas pueden causar verrugas genitales, mientras que otras no causan ningún problema en absoluto.

Los hábitos y patrones sexuales de una mujer pueden aumentar su riesgo de padecer cáncer cervical. Las prácticas sexuales riesgosas incluyen:

  • Tener relaciones sexuales a una edad temprana
  • Tener múltiples parejas sexuales
  • Tener una pareja o múltiples parejas que participen en actividades sexuales de alto riesgo

 

Recomendaciones preventivas del cáncer del cuello uterino

Existen muchas recomendaciones diferentes según diferentes expertos sobre el Virus del papiloma humano (VPH) y su relación con la Detección y prevención del cáncer de cuello uterino. Tras nuestra revisión del tema optamos por seleccionar las de la American Cancer Society que sintetizan bastante bien las de muchas instituciones y publicaciones científicas que a nosotros nos parecen fiables. Hay que tener en consideración, no obstante, que es un tema en permanente debate y que en el futuro puede cambiar, incluso para la propia institución que publica estas recomendaciones. Por otro lado, la selección que hacemos no significa que confiemos en TODAS las recomendaciones incluidas en el siguiente texto. Por ejemplo, en nuestra opinión, la recomendación de vacunar contra el virus del papiloma está todavía sometida a fuerte debate científico y debería ser considerada con más detenimiento que el resto de recomendaciones.

Se copian a continuación las recomendacines de la American Cancer Society:

El VPH y las pruebas para el VPH

Virus del papiloma humano (VPH)

¿Qué son los virus?

Los virus son organismos muy pequeños (la mayoría incluso no se puede ver con un microscopio común) que no se pueden reproducir por sí solos. Éstos tienen que entrar en una célula viviente, la cual se convierte en la célula anfitriona, y “secuestrar” el mecanismo celular para producir más virus.

Los virus pueden entrar al cuerpo a través de las membranas mucosas, tal como la nariz, la boca y los revestimientos de los ojos o de los genitales. Algunos virus entran a través del sistema digestivo (como el estómago o los intestinos), por picaduras de insectos, o por cortaduras en la piel. Algunos pueden entrar al cuerpo a través de la piel sana. Una vez dentro del organismo, los virus encuentran el tipo específico de célula anfitriona para originar una infección. Por ejemplo, los virus de los resfriados y de la gripe encuentran e invaden las células que cubren el tracto respiratorio (nariz, senos nasales, vías respiratorias y pulmones). Asimismo, el VIH (virus de inmunodeficiencia humana, o HIV, por sus siglas en inglés) infecta las células T y los macrófagos del sistema inmunitario. El VPH infecta las células epiteliales escamosas (células planas que cubren la superficie de la piel y las membranas mucosas).

¿Qué es el VPH?

VPH son las siglas para referirse al virus de papiloma humano (o HPV en inglés). Los VPH son un grupo de más de 150 virus relacionados. A cada variedad de VPH en el grupo se le asigna un número, lo que es llamado tipo de VPH. Los VPH son llamados virus del papiloma debido a que algunos tipos de VPH causan verrugas o papilomas, los cuales son tumores no cancerosos. Sin embargo, se sabe que algunos tipos de VPH causan cáncer, especialmente del cuello uterino (la base de la matriz en la parte superior de la vagina).

Los virus del papiloma son atraídos a ciertas células del cuerpo que son las únicas en las que pueden vivir; estas son las células epiteliales escamosas. Estas células se encuentran en la superficie de la piel y en superficies húmedas (llamadas superficies mucosas), como:

  • La vagina, el ano, el cuello uterino, la vulva (el área exterior de la vagina)
  • El interior del prepucio y de la uretra del pene
  • El interior de la nariz, la boca y la garganta
  • La tráquea (vía principal respiratoria), los bronquios (vías menores respiratorias que derivan de la tráquea)
  • El interior de los párpados

De las más de 150 variedades conocidas, a alrededor de 3 de 4 (75%) tipos de VPH se les llama cutáneos porque causan verrugas en la piel. Las verrugas surgen en los brazos, el pecho, las manos y los pies. Estas son verrugas comunes; no son el tipo de verruga genital.

El otro 25% de los tipos se consideran VPH de las mucosas. El término “mucosa” se refiere a las membranas mucosas del cuerpo o las capas superficiales húmedas que cubren los órganos y las cavidades del cuerpo que están expuestas al exterior. Por ejemplo, la boca, la vagina y el ano tienen esta capa de mucosidad húmeda. Los tipos de VPH mucosos también son llamados VPH tipo genital (o anogenital), ya que a menudo afectan el área anal y genital. Los VPH mucosos (o genitales) prefieren las células escamosas húmedas que se encuentran en esta área. Por lo general, los tipos de VPH mucosos no crecen en la piel ni en partes del cuerpo que no sean las superficies mucosas. Esta información trata sobre los tipos de VPH mucosos o genitales.

Tipos de VPH genitales de bajo riesgo

Los tipos de VPH que tienden a causar verrugas y no cáncer se conocen como tipos de bajo riesgo. Los tipos de VPH genitales de bajo riesgo pueden causar verrugas en forma de coliflor en o alrededor de los genitales y el ano tanto en hombres como en mujeres. En mujeres, puede que las verrugas surjan en lugares donde no siempre puedan notarse, como en el cuello uterino y la vagina.

Tipos de VPH genitales de alto riesgo

A los tipos de VPH que suelen causar cáncer se les llama tipos de alto riesgo. Estos tipos han sido asociados con cánceres tanto en hombres como en mujeres. Los médicos se preocupan por los cambios celulares y los precánceres, que estos tipos causan ya que éstos tienden a transformarse en cánceres con el paso del tiempo.

A continuación presentamos un diagrama que muestra los diferentes grupos de VPH y los problemas que cada grupo puede causar.

hpv types diagram spanish

¿Cómo se contrae el VPH genital?

El virus del papiloma humano (VPH) genital se transmite principalmente mediante el contacto directo de piel a piel durante el sexo vaginal, oral o anal. No se propaga a través de la sangre o fluidos corporales.

El virus a menudo se transmite de una persona a otra muy pronto después de que una persona comienza a tener sexo. Se puede transmitir mediante el contacto genital sin sexo, aunque esto no es común. Por otro lado, la transmisión de algunos tipos de VPH genitales se ha reportado mediante el contacto oral-genital y al tocar los genitales con las manos. Es posible que haya otras formas de infectarse con el VPH que aún se desconozcan. Por ejemplo, puede que se dé el contagio a través de besos intensos o al compartir juguetes sexuales.

La transmisión del virus de una madre a un bebé durante el parto es poco común, pero también puede ocurrir. Cuando ocurre, puede causar verrugas (papilomas) en las vías respiratorias (tráquea y bronquios) y los pulmones de los bebés, llamadas papilomatosis respiratorias. Estos papilomas también pueden crecer en la laringe, lo que se conoce como papilomatosis laríngea. Ambas infecciones pueden causar complicaciones de por vida.

El VPH genital NO se contrae al:

  • Usar inodoros
  • Abrazar o al tomarse de la mano
  • Nadar en la alberca (piscina) o jacuzzi
  • Tener un antecedente familiar (no es hereditario)
  • Compartir alimentos o utensilios
  • No tener cierto nivel de higiene

¿Qué tan común es el VPH? ¿Quién lo contrae?

El virus del papiloma humano (VPH) genital es un virus muy común. Algunos médicos creen que este virus es casi tan común como el virus del resfriado. Los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) estiman que unos 14 millones de personas contraen una infección por VPH cada año en los Estados Unidos.

Casi todos los hombres y las mujeres que han tenido sexo contraen al menos un tipo de VPH genital en algún momento de sus vidas. Esto es así, incluso para personas que solo han tenido sexo con una persona en el transcurso de sus vidas.

¿Cuáles son los factores de riesgo del VPH genital?

Cualquier persona que haya tenido sexo está en riesgo de VPH genital.

Factores de riesgo para las mujeres

  • Tener muchas parejas sexuales
  • Tener una pareja que haya tenido muchas parejas
  • Tener menos de 25 años de edad
  • Comenzar a tener relaciones sexuales a una edad temprana (16 años o menos)
  • Tener una pareja masculina que no esté circuncidada (que no le han cortado el prepucio del pene). Los hombres que aún tengan sus prepucios son más propensos a contraer y mantener una infección por el virus del papiloma humano (VPH) y a transmitirla a sus parejas. Las razones de esto aún no han sido determinadas.

Factores de riesgo para los hombres

  • Tener muchas parejas sexuales
  • No estar circuncidado Los hombres que han sido circuncidados tienen una probabilidad menor de contraer y permanecer infectados con el VPH. El hombre que aún tiene prepucio es más propenso a contraer una infección por VPH y transmitirla a su pareja. Las razones de esto aún no han sido determinadas. La circuncisión no protege por completo contra la infección por VPH; los hombres que están circuncidados aún pueden contraer el VPH y transmitirlo a sus parejas.

¿Se puede prevenir el VPH genital?

Evitar completamente el contacto de las áreas de su cuerpo que se pueden infectar con el virus del papiloma humano genital (VPH) (como la boca, el ano, y los genitales) con aquellas de otra persona podría ser la única manera de prevenir infectarse con VPH. Esto significa no tener sexo vaginal, oral ni anal, pero también significa evitar el contacto de esas áreas con la piel de otra persona.

Las vacunas contra el VPH pueden prevenir la infección con los tipos de VPH que muy probablemente causan cáncer y verrugas genitales. Refiérase al documento “Vacunas contra el VPH” para más información.

Tener pocas parejas sexuales y evitar las relaciones sexuales con personas que han tenido muchas parejas sexuales ayuda a disminuir el riesgo de exponerse al VPH genital.

El uso del condón puede ayudar a proteger contra la infección por VPH genital, aunque el VPH puede que esté en partes de la piel que no son cubiertas por el condón. Además, los condones tienen que usarse todo el tiempo, desde el comienzo hasta el final de la actividad sexual. El virus se puede transmitir durante el contacto sexual directo de piel a piel antes de que el condón sea colocado. Además los condones masculinos no protegen toda el área genital, especialmente las áreas genitales de las mujeres. El condón femenino cubre más de la vulva en las mujeres, pero no ha sido estudiado muy detenidamente para determinar su capacidad para proteger contra el VPH. No obstante, los condones son muy útiles en la protección de otras infecciones que se pueden transmitir a través de la actividad sexual.

Por lo general es imposible saber quién está infectado con el VPH genital, y este virus es tan común que incluso estas medidas no garantizan que una persona no se contagiará. Aun así, estas medidas pueden ayudar a reducir el número de veces que una persona se expone al VPH.

¿Cuáles son los síntomas del VPH?

Por lo general, la infección por el virus del papiloma humano genital no presenta síntomas, a menos que sea un tipo de VPH que cause verrugas genitales. Las verrugas genitales pueden presentarse dentro de varias semanas o meses después del contacto con una pareja que tiene el VPH. Puede que las verrugas aparezcan también años después de la exposición, aunque esto ocurre pocas veces. Por lo general, las verrugas lucen como una pequeña protuberancia o grupos de protuberancias en el área genital. Pueden ser pequeñas o grandes, planas o prominentes, o en forma de coliflor. Si no son tratadas, las verrugas genitales pudiesen desaparecer, permanecer y no cambiar, o aumentar en tamaño o en número. No obstante, pocas veces las verrugas se convierten en cáncer.

La mayoría de las personas nunca sabrá que tienen VPH, ya que no presentan síntomas. En la mayoría de las personas, el sistema inmunitario ataca el virus y elimina la infección por VPH dentro de 2 años. Esto es así tanto para el tipo de alto riesgo, como para el de bajo riesgo del VPH. Sin embargo, algunas veces, las infecciones por VPH no son eliminadas. Esto puede causar cambios celulares que con el transcurso de muchos años pueden derivar en cáncer.

¿Se puede tratar el VPH?

No existe tratamiento para el virus en sí. Sin embargo, la mayoría de las infecciones por el virus del papiloma humano genital (VPH) desaparece con la ayuda del sistema inmunitario de la persona.

Aunque el VPH en sí no se puede tratar, los cambios celulares causados por una infección con VPH se pueden tratar. Por ejemplo, se pueden tratar las verrugas genitales. Los cambios celulares precancerosos causados por el VPH se pueden encontrar mediante pruebas de Papanicolaou y ser tratados. Además se pueden tratar los cánceres de cabeza y cuello, cuello uterino, los anales y los genitales.

Pruebas del VPH

¿Cuál es la diferencia entre la prueba del Papanicolaou y la prueba del VPH?

Una prueba del Papanicolaou se utiliza para detectar cambios celulares o células anormales en el cuello uterino. (Estas células anormales pueden ser precáncer o cáncer, aunque también pueden ser otros padecimientos). Las células se obtienen mediante cepillado o raspado ligero del cuello uterino. Luego se envían a un laboratorio y se examinan al microscopio para ver si las células son normales o si se pueden observar cambios en ellas. La prueba de Papanicolaou es una excelente prueba para encontrar células cancerosas y células que se pudieran convertir en cáncer.

El virus del papiloma humano (VPH) es un virus que puede generar cambios en las células del cuello uterino. La prueba del VPH detecta el virus, no cambios en las células. La prueba puede hacerse a la misma vez en que se lleva a cabo la prueba del Papanicolaou, con la misma escobilla algodonada o con otra adicional. No notará diferencia en su examen si se somete a ambas pruebas. Una prueba de Papanicolaou y una prueba del VPH (lo que se llama “pruebas conjuntas” o “copruebas”) es la manera preferida de encontrar temprano los precánceres y los cánceres de cuello uterino en las mujeres de 30 años o más.

¿Debería hacerme la prueba del VPH?

Si usted es una mujer menor de 30 años

La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda que las mujeres entre los 21 y los 29 años deben hacerse la prueba de Papanicolaou cada 3 años (a las edades 21, 24 y 27) para detectar cáncer y precánceres de cuello uterino. Estas mujeres no deben hacerse la prueba de VPH junto con la prueba de Papanicolaou, ya que el VPH es tan común en las mujeres de estas edades que no resulta útil hacerles la prueba de este virus. Sin embargo, la prueba de VPH se puede usar en este grupo de edad después del resultado anormal de una prueba de Papanicolaou.

El resultado anormal más común en la prueba de Papanicolaou se llama ASC-US. Las células ASC-US generalmente no indican precáncer, pero tampoco son del todo normales. Si hay células ASC-US en el resultado de su prueba de Papanicolaou, se puede hacer una prueba de VPH para saber si el VPH está causando los cambios celulares. Si se encuentra VPH, usted necesitará más pruebas.

En casos como estos, se usa la prueba del VPH para ayudar a decidir si se necesitan pruebas adicionales. Esto no es lo mismo que llevar a cabo la prueba del VPH en conjunto con la prueba del Papanicolaou como parte de su consulta médica de rutina.

Las mujeres que sean seropositivas (que tienen el virus de inmunodeficiencia humana, VIH) o que hayan sido diagnosticadas o tratadas por un cáncer de cuello uterino o precáncer, deben consultar con sus médicos sobre la frecuencia en que deben hacerse las pruebas para detectar cáncer de cuello uterino y sobre qué pruebas se deben usar.

Si usted es una mujer que tiene entre 30 y 65 años

La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda que las mujeres de 30 a 65 años se hagan la prueba del VPH con la prueba de Papanicolaou (pruebas conjuntas) cada 5 años para detectar cáncer de cuello uterino. Consulte con su médico sobre las pruebas conjuntas. Es aceptable también continuar con sólo las pruebas de Papanicolaou cada 3 años.

Las mujeres que sean seropositivas (que tienen el virus de inmunodeficiencia humana, VIH) o que hayan sido diagnosticadas o tratadas por un cáncer de cuello uterino o precáncer, deben consultar con sus médicos sobre la frecuencia en que deben hacerse las pruebas para detectar cáncer de cuello uterino y sobre qué pruebas se deben usar.

¿Por qué las mujeres de más de 30 años con resultados normales en las pruebas deben cambiar a las pruebas conjuntas realizadas cada 5 años y comenzar con las pruebas de VPH? ¿Es eso seguro?

Los cambios de las células en el cuello uterino ocurren muy lentamente. Normalmente toma más de diez años para que los cambios de las células se conviertan en cáncer. En el pasado, se estaban realizando las pruebas de Papanicolaou cada año, pero ahora sabemos que no es necesario realizarlas anualmente, ya que cada 3 años es suficiente. De hecho, realizar las pruebas de Papanicolaou cada año puede conducir a tratamiento innecesario de cambios celulares que nunca se convertirían en cáncer.

Uno de los beneficios de agregar la prueba del VPH es que las mujeres pueden someterse a la prueba del cáncer de cuello uterino con menos frecuencia. Someterse a la prueba de Papanicolaou y del VPH (“pruebas conjuntas”) cada 5 años implica menos pruebas, menos consultas de seguimiento con el médico y menos necesidad de tratamientos. Las mujeres con resultados normales en la prueba del Papanicolaou y del VPH casi no tienen probabilidad de desarrollar cáncer de cuello uterino por lo menos dentro de 5 años.

Se prefieren las pruebas conjuntas, aunque también es aceptable continuar con sólo la prueba de Papanicolaou cada 3 años.

¿Y qué hay con las pruebas para otras partes del cuerpo, o pruebas para los hombres?

En la actualidad, la FDA no ha aprobado ninguna prueba del VPH para los hombres, tampoco existe una prueba aprobada por la FDA para detectar el virus en otras partes del cuerpo que no sea el cuello uterino, incluyendo la boca o la garganta.

La FDA solo ha aprobado pruebas para detectar el VPH en el cuello uterino de la mujer, donde los resultados positivos se pueden manejar con pruebas adicionales y tratamiento inmediato si la infección causa crecimiento celular anormal. Aunque se podrían usar las pruebas del VPH en estudios de investigación para detectar el VPH en otras partes del cuerpo, no existe manera probada para manejar los hallazgos positivos. Además, la precisión de la prueba en sí podría estar afectada por la parte donde se toma la muestra y la manera en que se toma la misma.

Finalmente, no existe una prueba útil para saber la “condición de VPH” de una persona, ya que un resultado de una prueba de VPH puede cambiar en un periodo de meses o años a medida que el organismo combate el virus. (Lea “¿Qué significa si da positivo en la prueba del VPH”?).

¿Qué significa si da positivo en la prueba del VPH?

Si usted contrae una infección por el virus del papiloma humano (VPH) en el cuello uterino y la prueba de Papanicolaou presenta un resultado anormal, su médico o enfermera le explicará qué otras pruebas podría necesitar.

Por otro lado, si usted presenta una infección por VPH en el cuello uterino y el resultado de la prueba de Papanicolaou es normal, esto significa que tiene el VPH genital, pero no se observaron cambios celulares en su prueba de Papanicolaou. Existen dos opciones:

  • Es muy probable que a usted le hagan nuevamente la prueba del VPH y una prueba de Papanicolaou en 12 meses.En la mayoría de los casos, al realizar nuevamente una prueba a los 12 meses se obtiene un resultando que indica que el virus desapareció.Si el virus desaparece y la prueba de Papanicolaou es normal, usted puede regresar a las pruebas rutinarias.En caso de que aún haya presencia del virus o se observen cambios en la prueba de Papanicolaou, usted necesitará más pruebas.
  • Como otra opción, el médico puede sugerir pruebas específicamente para el VPH-16 o para ambos, -16 y -18 (los dos tipos que con más probabilidad causan cáncer de cuello uterino).Si las pruebas muestran que usted tiene VPH-16, -18, o ambos, se necesitarán más pruebas.Si la prueba no muestra que hay infección con VPH-16, VPH-18, o ambos, usted debe hacerse nuevamente una prueba del VPH y una prueba de Papanicolaou en 12 meses.

Si el VPH desaparece, ¿se puede contraer de nuevo?

Existen muchos tipos del VPH. Puede que tenga uno que desaparezca, aunque puede que contraiga otro tipo diferente. Es posible contraer el mismo tipo de nuevo, aunque el riesgo para esto es bajo.

¿Afectará el VPH mi embarazo o a mi bebé?

La infección con el VPH no afecta directamente las probabilidades de embarazo.

Si la infección por VPH origina cambios en el cuello uterino que requieren tratarse, el tratamiento no deberá afectar sus probabilidades de quedar embarazada. Sin embargo, si usted se somete a muchos tratamientos y biopsias, lo que puede ocurrir con pruebas de detección más frecuentes, el riesgo de parto prematuro o bebés que nacen con bajo peso puede aumentar.

El VPH rara vez es transmitido al bebé por la madre. Las escasas ocasiones en que esto ha ocurrido no están involucrados los tipos del VPH que pueden causar cáncer. Lea “¿Cómo se contrae el VPH genital?” para más información sobre cómo se transmite el VPH de madre a bebé durante el embarazo.

 

Para saber más:

Prevención y detección temprana del cáncer de cuello uterino

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s